Un mazateco al servicio de la Iglesia

En Huautla de Jiménez, Oaxaca, en las alturas de la Sierra Mazateca, donde las nubes tocan la tierra, el diácono Pedro García Flores respondió sin temor y amorosamente al llamado que el Creador le hizo a la vida sacerdotal. Un día antes de la Celebración Eucarística en la que se convertiría en sacerdote, el viernes 6 de noviembre, el diácono Pedro purificó su cuerpo y alma con un rito mazateco, la lavada de cabeza, con el que retomó los valores y sentido de su pueblo originario. Al siguiente día, el sábado 7, horas antes de la esperada consagración sacerdotal, Pedro peregrinó, al lado de … [Leer más...]