Descanso eterno: P. José Armando Espinoza Barbosa, MG

El Padre José Armando Espinoza Barbosa nació el 12 de septiembre de 1937 en Ahualulco, San Luis Potosí. Sus padres fueron el señor Librado Espinoza y Emilia Barbosa (QEPD).

A los 13 años ingresó al Seminario Conciliar de San Luis Potosí para estudiar la secundaria y la preparatoria. Posteriormente, en 1955, ingresó a la Universidad Pontificia Comillas, en Madrid, España; ahí obtuvo el grado de bachiller en Humanidades y realizó estudios de Filosofía. Tiempo después, en 1959, regresó al Seminario de San Luis Potosí, donde continuó su preparación con el estudio de Teología.

Para concluir su formación, ingresó al Seminario de Misiones en 1963, y el 21 de diciembre de ese mismo año recibió el Sacramento del Orden de los presbíteros por imposición de manos de Mons. Alonso Manuel Escalante y Escalante, MM, en la Capilla del Seminario Mayor.

Tras su ordenación sacerdotal, se dedicó a la formación de seminaristas; al mismo tiempo se desempeñó como prefecto de estudios, bibliotecario y vicerrector del Seminario Menor de Misiones, en Guadalajara, Jalisco. En abril de 1968 fue nombrado a la Misión de Corea, donde compartió el Evangelio hasta 1981, año que fue enviado al sur de México para realizar trabajos de animación misionera.

En 1983 apoyó las labores de la Procura de Los Ángeles, en California, EUA, y cinco años después, en 1988, fue enviado a El Salvador para colaborar con la conferencia episcopal de ese país en la fundación de un seminario de misiones. Tiempo después regresó al País de la mañana tranquila, cuya estancia fue corta; también trabajó en la Universidad Pontificia de México.

El Padre José Armando es Doctor en Misionología por la Universidad Gregoriana de Roma, grado que obtuvo con la tesis “La Preparación Evangélica en la Cultura Precolombina, y la Primera Evangelización en América (1493-1644)”, la cual publicó como libro. Actualmente, reside en la Casa San José para Padres mayores en Guadalajara, Jal.

El Padre José Armando llegó a contar que su vocación misionera nació durante su época escolar en la madre patria cuando entró en contacto con misioneros jesuitas expulsados de China. Para entonces ya conocía a Misioneros de Guadalupe y a varios sacerdotes MG, pero este prodigioso encuentro con los jesuitas hizo arder más fuertemente la llama misionera de su corazón.

El Padre José Armando falleció el 7 de julio de 2017 a las 16:55 horas en Guadalajara, Jalisco. Fue velado ese mismo día en las instalaciones de El Cuatro, en Tlaquepaque, donde también fue celebrada su Misa exequial el sábado 8 de julio a las 13:00 horas. Sus cenizas serán depositadas en la Capilla de la Virgen de Guadalupe del Seminario Mayor de Misiones, en la Ciudad de México.

Nos unimos en oración de gratitud a Dios por la vida y ministerio del Padre José Armando y por el consuelo de su familia. Que el Señor le conceda la Vida Eterna junto a Si. Los Misioneros de Guadalupe agradecemos sus oraciones y palabras de consolación.

 

Opina

Monseñor Escalante, su entrega a la Misión, nuestra gran inspiración. 50 aniversario luctuoso.