Al servicio del altar

 

ministerios_ixmiquilpan_2016_(112de167)

En la Santa Misa que celebró el 16 de febrero en Morelia con sacerdotes, religiosos, religiosas, consagrados y seminaristas; el Papa Francisco comenzó su homilía con un dicho popular entre la comunidad entregada al servicio del Señor y la Iglesia: “Dime cómo rezas y te diré cómo vives, dime cómo vives y te diré cómo rezas”.

Con la anterior frase, el Obispo de Roma dejó en claro cuán importante es la oración en la vida diaria, pues a través de ella nos ponemos en comunión-comunicación con Dios. Y ése es el objetivo primordial de nuestro Curso de Espiritualidad y Pastoral (CESPA): “La comunión íntima con Cristo” (Constituciones, núm. 21).

Por ello, con gran pompa, los Misioneros de Guadalupe anunciamos que el sábado 20 de febrero seis seminaristas del CESPA recibieron los ministerios de Lectorado y Acolitado en el atrio de la Parroquia de San Nicolás de Tolentino, en Ixmiquilpan, Hidalgo.

Antes de iniciar la procesional, dos lugareños realizaron un rito de incensación hacia los cuatro puntos cardinales como signo de purificación. La Misa fue presidida por el P. Raúl Ibarra Hernández, MG, Superior General del Instituto, y concelebrada por los Padres Eduardo Sánchez Ramírez, de la Diócesis de Celaya; Juan José Á. Luna Erreguerena, MG, Rector del Seminario Mayor de Misiones, y Alejandro Jaimes Méndez, MG, Asesor del CESPA.

Durante la homilía, que estuvo inspirada en el Evangelio de san Marcos (16, 14-17), el Padre Ibarra habló un poco sobre la historia del CESPA y del objetivo de interrumpir durante un año la formación de los seminaristas:

…ustedes han aprendido, entre otras muchas cosas, a descubrir las fuentes de la espiritualidad misionera, el valor del silencio y de la oración, la necesidad de la vida fraterna, su importancia e, incluso, su dificultad, pero, sobre todo, la importancia de intimar con el Señor, pues han descubierto que sólo en Él descansa la razón última y fundamental de su vocación sacerdotal misionera, y fue el mismo Señor quien los llamó…

Los Misioneros de Guadalupe nos regocijamos con esta noticia y felicitamos a los seminaristas Rubén Alcántara Castillo, César Fernando Hernández Colín, Manuel Hernández Rivera, Luis Adrián Paredes Carranza, Carlos Pérez Landeros y Daniel Torres Palomino por este nuevo logro en su preparación a la vida sacerdotal. ¡Enhorabuena! Que la Virgen de Guadalupe y nuestro Creador sean las fuentes que alimenten su amor por la Sagrada Escritura y la Casa de Dios.

Comentarios

  1. Carmen Franco Arellano dice:

    ¡ Felicidades ! ue Nuestra madre Santísima de Guadalupe sea su guía, protectora y maestra en este gran ministerio de servicio. Estamos con ustedes con nuestra oraciones.

Opina