Veinticinco años de una apasionada vida sacerdotal

xxv_aniv_ramiro_zuniga_mg (51 de 52)

Familiares, amigos, seminaristas y sacerdotes Misioneros de Guadalupe se reunieron el sábado 25 de julio a las 12:30 horas en el auditorio del Seminario Menor de Misiones, en Tlaquepaque, Jalisco, para acompañar al P. Ramiro Zúñiga G., MG, en la Celebración Eucarística que ofició en agradecimiento por 25 años de vida sacerdotal.

En esta Eucaristía concelebraron los Padres MG Emilio Fortoul O., Consejero del Instituto, y Francisco Arriaga M., quien es alumno fundador del Seminario de Misiones y quien ha realizado la mayor parte de su ministerio en la Misión de Corea, así como el resto de la comunidad de Misioneros de Guadalupe.

En la homilía el P. Ignacio Martínez B., MG, dirigió al Padre Ramiro un alentador discurso, en el que le agradeció el que sea un sacerdote que propague la luz del Evangelio con entrega, determinación, pero, sobre todo, con amor y esperanza. Por su parte, el Padre Ramiro agradeció el apoyo que durante este tiempo ha recibido a través de las redes sociales y las nuevas formas de comunicación; la distancia ya no es un obstáculo para mensajes positivos que alimenten el ánimo y el espíritu misionero.

El Instituto de Santa María de Guadalupe para las Misiones Extranjeras felicita al P. Ramiro Zúñiga por 25 años de vida sacerdotal ejemplar. ¡Muchas felicidades! Y que el Señor continúe iluminando su camino como hasta ahora.

 

Semblanza

El P. Ramiro Zúñiga Garibay, MG, nació el 15 de agosto de 1963 en Guadalajara, Jalisco, en el seno de la familia formada por Ramiro Zúñiga y Josefina Garibay.

En 1978 fue aceptado en el Seminario Menor de los Misioneros de Guadalupe a la vez que cursaba el bachillerato en el Instituto Francisco I. Madero. En agosto de 1981 ingresó al Seminario Mayor, en la Ciudad de México, e inició sus estudios de Filosofía en la Universidad Intercontinental.

En 1984 fue enviado a Friburgo, Suiza, para continuar con su formación en Teología. En 1989 se tituló con la tesis Las aportaciones de la Teología Latinoamericana al tema del Seguimiento de Jesús.

El 11 de agosto de 1990 fue ordenado sacerdote por Mons. Adolfo Hernández Hurtado, Obispo Auxiliar de Guadalajara, en la Parroquia de San Bernardo, en Guadalajara, Jalisco.

Su primer nombramiento fue para colaborar en la formación de los alumnos del Seminario Menor. Posteriormente fue Director del Colegio Alonso Manuel Escalante y Escalante.

En 1994 fue nombrado para predicar el Evangelio en la Misión de Corea. Años después, estudió una maestría en el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente, en Guadalajara. En 2005 fue enviado nuevamente al País de la mañana tranquila, en donde permanece compartiendo la alegría del Evangelio.

 

Comentarios

  1. Mary Galvez Alvarado dice:

    Muchas felicidades Ramiro, Dios te bendiga, el Espíritu Santo te siga iluminando como hasta ahora, doy g a Dios por la oportunidad de conocer su congregación y convivir con ustedes en Corea, su labor es hermosa , pero no fácil en Asia, saludos de toda mi familia!!!

  2. Jose Luis Olmedo Pbro. dice:

    Felicidades Padre Ramiro Dios te siga bendiciendo recuerdos de la región de las haciendas en Nayarit.

Opina