Papa Francisco canoniza a la Madre Lupita

Madre María Guadalupe García Zavala

Con la plaza de San Pedro llena de fieles de Italia, Colombia, México y otros países, se llevó a cabo el rito de canonización de los beatos. En su homilía, el Papa recordó a los feligreses mirar “a los nuevos santos a la luz de la Palabra de Dios, que ha sido proclamada. Una palabra que invita a la fidelidad a Cristo, incluso hasta el martirio; nos ha llamado a la urgencia y a la hermosura de llevar a Cristo y su Evangelio a todos; y nos ha hablado del testimonio de la caridad, sin la cual, incluso el martirio y la misión pierden su sabor cristiano”.

El Papa Francisco además invitó a que, al venerar a los Mártires de Otranto, pidamos que el Señor sostenga a los cristianos que sufren violencia y les dé valor para ser fieles y responder al mal con el bien. Acerca de la Madre Laura de Santa Catalina de Siena, primera santa colombiana, dijo que su ejemplo nos enseña a ser generosos y a comunicar la fe e irradiar la alegría del Evangelio donde nos encontremos.

De Santa María Guadalupe García Zavala dijo que dio testimonio de su amor a Dios “renunciando a una vida cómoda para seguir la llamada de Jesús” y que se entregó a los pobres y enfermos para servirles con ternura y compasión; se dedicó a “tocar la carne de Cristo. Los pobres, los abandonados, los enfermos, los marginados son la carne de Cristo. Y la Madre Lupita tocaba la carne de Cristo”.

Breve biografía

Santa María Guadalupe García Zavala es la segunda santa del pueblo mexicano. Nació el 27 de abril de 1878 en Zapopan, Jalisco. A la edad de 23 años estaba comprometida para el matrimonio; sin embargo, sintió el llamado del Señor y se entregó a la vida religiosa al servicio de los enfermos y los pobres bajo la guía del Padre Cipriano Íñiguez, con quien fundó la Congregación de las Siervas de Santa Margarita María y de los Pobres.

Provenía de una familia con un buen nivel socioeconómico, pero pronto se adaptó a la vida sobria y se convirtió en Superiora General de la congregación que ayudó a fundar. Vivió la época de la persecución religiosa y, junto a sus hermanas religiosas, protegió a algunos sacerdotes y a Mons. Francisco Orozco y Jiménez, Arzobispo de Guadalajara, en el hospital que atendía la congregación. Así mismo, su caridad la llevó a dar alimento y curar las heridas de los soldados perseguidores.

Durante su vida la congregación instauró 11 fundaciones en la república mexicana y en la actualidad las Siervas de Santa Margarita María y de los Pobres cuentan con 22 fundaciones en México y Europa.

La Madre Lupita, como era conocida popularmente, falleció el 24 de junio de 1963 en Guadalajara, Jalisco. Debido a que su vida es un ejemplo de santidad para todos los cristianos, fue beatificada el 25 de abril de 2004 por Juan Pablo II, y ahora ha sido canonizada por el Papa Francisco.

[Not a valid template]

Comentarios

  1. MCs. Celia P. Castro dice:

    Fuí invitada a la misa de Canonización en el Hospital Sta. Margarita, tuve el privilegio de participar en los pedimentos, fue una misa hermosa celebrada por el Sr. 0bispo Miguel Romano, tomé videos y fotografías, expusieron una Cruz hermosa con la imagen de la nueva Santa, fuí la penúltima en acercarme para agrade-
    cerle dos milagros de los resultados de una BIOPSIA de una Médico muy especial para mí, más los Análisis
    Clínicos mios, gracias a Dios y la intercesión de la Madre Lupita salieron negativos. Curiosamente tomé dos
    fotogrfías de la Cruz en la primera noté una sombra, tomé una segunda sin flash y al parecer la Madre, ahora
    Santa Lupita aún permanece en el Hospital. Publiqué ambas fotografías, si pudiesen decirme a donde las puedo enviar les agradecería infinito. Considero en Guadalajara es la pimera fotografía con esa DIOSCIDEN-CIA.

Opina