In memoriam, Padre Juan Antonio Muñoz Hernández, MG

Padre Juan Antonio Muñoz Hernández, MG

El Padre Juan Antonio Muñoz Hernández nació el 21 de marzo de 1947 en Aguascalientes, Ags., pero creció en la ciudad de México, donde estudió la primaria en la Escuela Metropolitana La Luz. Siendo niño, gracias al ejemplo de vida de sus padres y después de haber visto una película sobre san Francisco de Asís, le nació la idea de convertirse en sacerdote, la cual maduró tras la visita de un promotor vocacional de Misioneros de Guadalupe.

Ingresó al Seminario de Misiones el 6 de enero de 1960, donde comenzó su preparación al sacerdocio al tiempo que continuaba sus estudios de secundaria y, posteriormente, preparatoria. El Padre Juan Antonio alguna vez comentó que había elegido el Seminario de Misiones “porque era mexicano, hacía poco que se había fundado y exigía mayor entrega”.

Estudió Filosofía en el Seminario Mayor de Misiones y Teología en el Colegio Máximo de Cristo Rey, de la Compañía de Jesús. En 1969 realizó su noviciado en la Quinta Álamos, y el 15 de julio de 1972 hizo su Juramento perpetuo de pertenencia al Instituto.

Fue ordenado sacerdote el 24 de junio de 1973 en la Capilla del Seminario Mayor de Misiones, por imposición de manos de Mons. Francisco Orozco Lomelín, Obispo Auxiliar de México.

De 1973 a 1976 se desempeñó como Director Espiritual del Seminario Menor, y de 1976 a 1979, como Director de la revista Almas. Después fue nombrado para realizar estudios de Misionología en la Universidad Urbaniana de Roma, donde permaneció hasta 1981.

Entre 1981 y 1985 compartió por primera vez el Evangelio en la Misión de Angola.

De 1985 a 1986 participó en el equipo formador del Seminario Mayor y colaboró con el Departamento de Integración Humana de la Universidad Intercontinental (UIC). De 1987 a 1990 se desempeñó como Tesorero General, y de 1991 a 1996, como Vicario General del Instituto.

En 1997 fue enviado nuevamente a la Misión de Angola, donde ocupó el cargo de Superior de la Misión entre los años 2001 y 2002. Posteriormente, fue elegido como suplente del Superior de la Misión, además de que colaboró como secretario ejecutivo de la conferencia episcopal de Angola.

Las labores desempeñadas en la Misión de Angola probablemente signifiquen uno de los periodos de mayor realización del Padre Juan Antonio. Así lo dejan notar diversos escritos donde compartía sus andanzas en aquel país africano. Alguna vez mencionó: “Conservo vivo el grato recuerdo de mis quince años en la Misión de Angola, durante el aprendizaje de la lengua; los tiempos del Seminario Arquidiocesano de Luanda, y los pasados en Kibala y en Catete; aquellos meses intensos de los inicios de la Misión de Cahama, y los últimos tres años cerca de los obispos de Angola”.

En 2007 volvió a la patria para colaborar como Vicerrector del Seminario Menor, en Guadalajara, Jal. En 2010 fue nombrado Encargado del Curso de Espiritualidad y Pastoral (Cespa) a partir del ciclo escolar 2010-2011. Sin embargo, le fue imposible cumplir con tal encomienda, debido a problemas de salud que lo llevaron a un tratamiento que se prolongó por más de dos años.

El 21 de abril de 2013 el Padre Juan Antonio fue internado en el área de cuidados intensivos de un hospital al sur de la ciudad de México, y fue dado de alta el 11 de mayo. Una semana después, el domingo 19 de mayo, en la Casa General de Misioneros de Guadalupe, nuestro Padre Dios lo llamó a su presencia a las 19:35 h.

Descanse en paz, Padre Juan Antonio Muñoz Hernández, Misionero de Guadalupe.

[Not a valid template]

Comentarios

  1. Anónimo dice:

    Querido Juan Antonio, ya no se me hizo volver a verte. Te agradezco INFINITO tus palabras y me duele profundamente saber que ya no te veré. Sé que Dios te dió un don muy especial de poder comprender y consolar a quienes recurrimos a tí, en algún momento, y tus palabras hasta este día resuenan en mi mente y en mi corazón, porque fuiste un gran apoyo para mí, en momentos difíciles. Dios te tiene ya gozando de su infinita dulzura. Bendito seas, Padre Juan Antonio!
    MLC

    • Querido padre Juan Antonio, yo creo que desde el cielo recibo sus bendiciones, agradezco sus sabios consejos espero que también cunado Diosito me llame a cuentas, me ayude también a dar el mas difícil paso para encontrarme nuevamente con todos mis seres queridos FAMILIA carnitas mi papa r

      Rosario Rodríguez Jara
      23de julio,2013
      Agradezco a Nuestro Señor, el conocerlo y dirigirme como Director Espiritual, nos veremos Dios mediante cuando me llame a cuentas. junto con los que se me adelantaron de las familia carnitas

      r
      {A

  2. Josefina Rojas Vega dice:

    Nunca olvidaré el mes y medio que trabajé con él. Lo recordaré con mucho cariño.

  3. Margarita Islas Muñoz dice:

    Hermosas fotos, gracias a todos por querer siempre a mi tío… y gracias a Dios por dejarnos tenerlo un rato en nuestras vidas y por siempre en nuestra memoria y en nuestro corazón. ¡Te queremos tío!

  4. Rosario Muñoz Hernández dice:

    Gracias a todos por las muestras de afecto durante la vida y en el funeral de mi querido hermano Juan Antonio.
    Nos deja su ejemplo de siempre servir. Estamos juntos.

    • Sara Hernandez dice:

      Querida Rosario :
      Mi hermana Gabriela me esta enterando de la partida al cielo de JuanAntonio , lamento no haber procurado contacto con el. Aunque tarde me solidarizo al dolor de la perdida de mi primo. Un abrazo. Sara.

  5. Te extrañamos.

  6. Alfredo Garcia dice:

    Sin duda una pérdida considerable para los que tuvimos el agrado de conocerle. Un ser extraordinario en su sencillez. El pesar por no haberle visto otra vez, después de tanto tiempo, pero seguro que disfruta, muy merecidamente, de la presencia de nuestro creador

  7. Erika Tenorio dice:

    Juan Antonio, un Misionero de Guadalupe muy querido por toda la familia y en particular por la familia Ramírez Tenorio. Lo vamos a extrañar muchísimo, pero ahora contamos con un intercesor mas ante Dios nuestro Señor. Y como dice Margarita lo tendremos en nuestro corazón por siempre.

  8. JOSEFINA CHAVEZ GARCIA dice:

    BENDITO SEA DIOS POR HABER LLAMADO UN ANGEL AL CIELO, PIDIENDOLE QUE INTERCEDA POR NOSOTROS ESPECIALMENTE POR TODOS LOS MISIONEROS DE GUADALUPE TAN QUERIDOS POR MI. DESCANSEEN PAZ.

  9. ROGELIO LÓPEZ ESPINOZA dice:

    ME HA SORPRENDIDO Y DOLIDO PROFUNDAMENTE LA NOTICIA DEL DECESO DE PADRE JUAN ANTONIO. TUVE EL GRAN PRIVILEGIO DE CONOCERLO HACE MUCHÍSIMOS AÑOS Y GOZAR DE SU AMISTAD. SIEMPRE RECONOCÍ EN ÉL A UNA EXCELENTE PERSONA Y, AUNQUE POR AZARES DEL DESTINO, LA VIDA NO NOS DIO MÁS LA OPORTUNIDAD DE COMPARTIR MÁS OTRAS ETAPAS, EL RECUERDO DE SU BONDADOSA PERSONALIDAD Y DE SU GRAN CALIDAD HUMANA ESTARÁN EN MI RECUERDO IMPERECEDERAMENTE.

  10. ana maria ibarra leaños dice:

    CONOCI AL PADRE JUAN ANTONIO MUÑOZ EN 1978, UN GRAN HOMBRE Y SACERDOTE, MUY SENCILLO Y ESPIRITUAL, SE QUE DIOS LO HA DE TENER CON EL, SIEMPRE SE ENTREGO EN EL ANUNCIO DEL EVANGELIO, CONTAMOS CON UN GRAN INTERCESOR ANTE ELSEÑOR.

  11. Gabriela Hernández dice:

    ¡Nos vemos pronto QUERIDO Primo!

  12. Leticia Hernández dice:

    Que lástima que estos medios no existieran antes, nunca te dije lo orgullosa que me siento de ser tu prima, cada vez que íbamos al seminario y el día de tu ordenación fueron eventos MUY importantes en mi vida, Seguro estás en el cielo muy cerca de Dios, porque siempre fuiste muy bueno, ya que estas allá pide a Dios por nosotros.

Opina