Día del Padrino 2012

El Día del Padrino nos ofrece la oportunidad de agradecer a nuestros bienhechores su participación en la actividad misionera a través de sus oraciones, sacrificios y generosidad, así como de manifestarles nuestro cariño. Por ello, desde hace 22 años, los Misioneros de Guadalupe organizamos esta celebración, en la que además procuramos brindar un espacio de esparcimiento y convivencia entre los miembros de nuestra familia misionera.

Con el lema “Conversión al Señor y redescubrimiento de la fe” llevamos a cabo la XXII edición del Día del Padrino, en la cual promovimos el valor de compartir la fe y mostramos la importancia de la unidad entre los cristianos.

Los talleres, que tienen la finalidad de acercar a los participantes de manera amena a las culturas de los países donde tenemos presencia, durante este Día del Padrino estuvieron dedicados a la Misión de Corea, que este año celebra su 50 aniversario, y a los Misioneros Laicos Asociados, que desde hace 30 años colaboran en nuestro Instituto.

Por otra parte, los pequeños misioneros del Club de Niños MG se divirtieron con juegos de feria y con la puesta en escena “Un viaje inesperado”. A través del juego, el canto y la oración, procuramos que chicos y grandes se sensibilizaran con respecto a la realidad que viven los niños en los diferentes continentes a donde llevamos el Evangelio. Así mismo, los pequeños tuvieron un acercamiento con nuestro Señor a través de una Misa especial presidida por el P. Ignacio Flores G., MG.

El Museo MG deleitó a sus visitantes con una muestra del Centro Cultural Coreano titulada “Corea, arte y tradición”, en la que se presentaron arte textil, piezas de cerámica, madera, cuero y latón, así como instrumentos musicales y la réplica de una corona con piedras preciosas.

Mientras nuestros Padrinos aguardaban la Misa solemne, el escenario fue amenizado por el grupo de danza popular casu, el conjunto coral Shebaot y el grupo de danza folclórica Quinto sol. La Celebración Eucarística es un momento de encuentro para dar gracias a Dios por la vida, por la evangelización y las Misiones, para pedir por nuevas vocaciones, por el trabajo, por la unión y por todo aquello que nos ayude a ser cada día mejores cristianos; en esta ocasión fue presidida por el P. Juan José Á. Luna E., MG, Superior General, y concelebrada por Padres Misioneros de Guadalupe y por dos Padres chinos. La procesión de ofrendas estuvo acompañada por el grupo Quinto sol. Así mismo, destacó el rezo del Padre nuestro en las lenguas de los países de Misión.

El evento culminó con la bendición con el Santísimo Sacramento.

Agradecemos a nuestros Padrinos por participar de esta experiencia y compartir sus emociones con nosotros; su apoyo y generosidad han hecho que el sueño de las Misiones de muchos de nuestros hermanos sea una realidad.

[Not a valid template]

Opina