Pablo Xu obtiene el grado de licenciado en Teología Pastoral

Pablo Xu - examen profesional

Hoy, 10 de febrero de 2012, el diácono Pablo Xu, de la Diócesis de Jilin, China, realizó exitosamente la defensa de su trabajo de investigación para obtener el grado de licenciado en Teología Pastoral por la Universidad Pontificia de México.

En un trabajo titulado “La importancia de los laicos dentro de la Iglesia china” el diácono Xu expuso su propuesta de promoción, formación e inclusión de los laicos en la actividad evangelizadora de la Iglesia en China.

Inspirado por su contacto con las comunidades parroquiales de México, el diácono Xu expresó: “Desde mi llegada a México comencé a descubrir una realidad pastoral diferente a la de mi país, particularmente en relación al rol que los laicos tienen dentro de la Iglesia. En mis primeros contactos con comunidades parroquiales me llamó la atención la participación activa de los laicos … su compromiso y participación en el desarrollo de las actividades pastorales. Esto me hizo pensar en la realidad de mi país, en donde el trabajo de los laicos es mínimo y su compromiso no es notorio”.

Pablo Xu llegó a México en 2007 como huésped de Misioneros de Guadalupe. Con el apoyo de nuestro Instituto aprendió español y cursó la Licenciatura en Teología Pastoral en la Universidad Pontificia de México, convirtiéndose hoy en el primer clérigo chino en obtener este grado académico en nuestro país.

[Not a valid template]

Comentarios

  1. Gabriel Cortez Hdz dice:

    galán 100% y lic 100%, felicidades….!!!

  2. Sergio dice:

    Gracias sean dadas a Dios que hizo posible todo esto: tu viaje, tu dedicación, la gente que te ayudo….
    Tu Diocesis te espera para que le des lo mejor de ti y a traves de ti, algo de México también se hará presente entre tu gente.
    Sergio 朱

  3. Fernando dice:

    QUE BUENO. FELICITACIONES A PABLO, BENDITO DIOS TUVE LA OPORTUNIDAD DE COMPARTIR CON ÉL EN CLASES EN LA PONTIFICIA. SE LE NOTA EL ESFUERZO Y LA DEDICACIÓN. DIOS LE BENDIGA SIEMPRE SU TRABAJO Y SU DESEO DE ANUNCIAR EL REINO EN SU PAIS.

Opina