Encuentro anual de seminaristas MG

[Not a valid template]

Cada año los alum­nos del Semi­na­rio de Misio­nes se reúnen en un encuen­tro que ayuda a orar, con­vi­vir, estu­diar y pro­mo­ver el espí­ritu misio­nero. En esta oca­sión la cita se dio en el semi­na­rio menor de Gua­da­la­jara bajo el lema: Edi­fi­ca­dos y enrai­za­dos en Cristo, man­te­ner­nos fir­mes en la fe.

El Padre Ale­jan­dro Molina, MG, cola­bo­ra­dor del Cen­tro de Orien­ta­ción Voca­cio­nal de Gua­da­la­jara, com­par­tió los avan­ces de una pro­puesta diná­mica y moti­va­dora durante la reunión. De cara a la Jor­nada Mun­dial de la Juven­tud, que se lle­vará a cabo el año pró­ximo en España, la par­ti­ci­pa­ción del P. Molina se enfocó en los ele­men­tos sig­ni­fi­ca­ti­vos que pro­mue­ven nues­tra vocación.

Las dis­cu­sio­nes se die­ron en un ambiente diná­mico y de equipo. Los temas des­ta­ca­dos fue­ron la amis­tad con Cristo la comu­ni­dad cris­tiana. Otros temas fue­ron: el tes­ti­mo­nio de vida, el cria­miento de la vida inte­riorla cons­tan­cia de una espi­ri­tua­li­dad profunda.

Se rea­li­za­ron diná­mi­cas depor­ti­vas donde el esfuerzo y la par­ti­ci­pa­ción de todos, fueron demostración de un gran impulso por parte de los semi­na­ris­tas. Cada equipo repre­sentó a un con­ti­nente dis­tinto; los gana­do­res de esta oca­sión fue­ron África, Asia y Europa.

La his­tó­rica basí­lica de Zapo­pan fue el recinto donde se cele­bró la euca­ris­tía, ahí se pidió a la Vir­gen de Zapo­pan, cono­cida por los loca­les como La Gene­rala, su pro­tec­ción y ben­di­ción para el semi­na­rio de misio­nes y su pro­yecto for­ma­dor de vocaciones.

El Padre Gerardo Her­nán­dez , MG, rec­tor del Semi­na­rio mayor nos dice: “Pode­mos decir que los fru­tos del encuen­tro son: par­ti­ci­pa­ción, cono­ci­miento y diá­logo entre los semi­na­ris­tas de nues­tro pro­pio ins­ti­tuto.” Reco­no­cer la impor­tan­cia del papel de la fami­lia en la par­ti­ci­pa­ción voca­cio­nal, los gru­pos apos­tó­li­cos y su labor de moti­va­ción, las situa­cio­nes per­so­na­les de fe y la for­ta­leza en el cono­ci­miento de Dios, fue­ron las ideas con­clu­si­vas del grupo de seminaristas.

El P. Gerardo plan­tea que para el encuen­tro del pró­ximo año, se espera una par­ti­ci­pa­ción en torno a la for­ma­ción y al tema inter-capitular den­tro del seminario.

Opina